Marian Sucre es una joven que se graduó de odontólogo en la Universidad Gran Mariscal de Ayacucho en Barcelona, estado Anzoátegui.  Una vez culminado sus estudios, decidió materializar su propio consultorio.

Al principio, como todo comienzo, pensó desistir de su proyecto, pero su familia le animó  a emprender la iniciativa. Pudo haberse ido del país, pero Sucre es una de las personas que piensa que Venezuela se puede recuperar con trabajo: “hay tantas cosas que podemos hacer y no hemos hecho”, afirma la profesional de la odontología que durante el abordaje en su consultorio que está en la calle Dalla, cerca del semáforo de la fiscalía, siempre mantuvo una sonrisa.

Loading...
Compartir