Vikylandia comenzó a caer, ese día se conmemoró el día de los muertos

Una leve llovizna sobre la ciudad de Puerto Ordaz recibió al equipo de Tanetanae.com, Radio Fe y Alegría 92.1 FM, Kaina Tv y Tv Delta. El conductor rápidamente elevó los vidrios de la camioneta blanca doble cabina e inmediatamente todo alrededor se asemejó a una lagrimeante copa de vino.

Hizo calor dentro del auto, pero a nadie le importó porque apenas la lluvia duró pocos minutos, el vehículo ya recorría la localidad guayanesa. Durante el trayecto desde Tucupita hasta Puerto Ordaz, Eudo Torres, experto en temas de futbol de salón y narrador de esta disciplina en la señal de Radio Fe y Alegría, comentaba con sus compañeros lo que sería su trabajo y sobre los posibles resultados entre el duelo, Vikylandia y Delta te Quiero.

El viernes 2 de noviembre se disputó el primer encuentro de ida, de la gran final de la Liga Superior de Futsal AMF. Toda Tucupita quiso volcarse a Ciudad Guayana, pero los limitados autobuses rojos no lo quisieron así.

Ya en la ciudad, se respiraba la humedad de la llovizna, carros con las luces encendidas por doquier mucho antes de caer la noche en sí, paradas con largas colas de gente, algunos con paraguas, otros con sudaderas, y los menos afortunados, con ligeras franelillas. El ambiente se tornaba bucólico con el paso de los minutos.

Casi nadie parecía saber- ni importarle- , que ese día se jugaría el primero de la final. Apenas unos tripulantes de otro carro blanco reconocieron el uniforme de Delta te Quiero, y todo terminó con un tímido saludo en plena avenida.

Cada gotita que caía sobre el rostro de las personas que habían pasado a la parte más trasera y descubierta de la camioneta, parecían salpicadas de fuego. Allá, en el gimnasio Hermanas González de la solitaria Puerto Ordaz, aguardaban los equipos.

Había que respirar calmado y esperar el momento. Al doblar por un pequeño callejón, con el CTE Cachamay a la vista, un inusual ruido hizo mirar a todos a la copas de los árboles, donde una colonia de periquitos ocupaba tres matas. Era increíble haber salido de la selva que rodea cada rincón del Delta, y de Tucupita, para escuchar de forma notoria, el canto de estos pájaros.

A pocos metros, el bullicio con varios toldos en el fondo y en su interior varias chicas con jean azul y franelas blancas, sensualizaban la venta de las entradas, aunque quienes vendían los tickets, todos hombres y sudados, con caras de poseer un evidente estrés, arropaba el intento de las mujeres.

El equipo de prensa pasó por un costado del gimnasio Hnas. González, y en una puerta destinada para recibir a los visitantes, los esperaba un hombre barbudo, corpulento y con cara de pocos amigos, pero que finalmente dejó pasar la camioneta sin problema.

Ya frente al tabloncillo, la iluminación artificial del sonido Luxor, le dio un ambiente de discoteca al evento deportivo, en pleno día de los muertos, día en el que Puerto Ordaz lloraría.

El resultado de este juego fue dado a conocer típica y tradicionalmente por la prensa deportiva.

Puerto Ordaz lloró la primera muerte de Vikylandia en un  frío gimnasio, donde en pleno día de los muertos, ambos equipos disputantes intentaban sobrevivir.

Todos estaban de pies, gritos por doquier, los guayaneses intentaban reanimar a su equipo que estaba en coma. Al minuto 19, el jugador Cabarca terminó de desconectarle el oxígeno a Vikylandia. Toda la fanaticada de Ciudad Guayana salió cabizbaja del gimnasio, no hubo más nada qué hacer. Fue la primera defunción del equipo vecino. Delta te Quiero había vencido 6×4.

¿Resucitará Vikylandia este sábado 10 de noviembre?

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta