Agencias

Tucupita.- Habitantes de Playa Sucia, de la parroquia San Rafael, atraviesan una crítica condición de habitabilidad en sus viviendas desde hace siete años; las casas están en condiciones deplorables y quienes las habitan claman por una pronta ayuda, debido a que cuando llueve se les mojan todos los enseres.

«Las casas se nos inundan, somos familias humildes que requieren de ayuda porque en cualquier momento la casa se nos viene encima», expresó Luisa Morante, quien vive con temor pues su vivienda presenta múltiples goteras.

María Carrasquel, es otra vecina del sector, ella junto a su cuñada y tres niños habitan en un pequeño rancho; son tantas las carencias en este hogar que deben unir las dos camas individuales para poder dormir los cuatro juntos.

“La mandataria nos volvió a engañar, la última vez que nos visitó prometió arreglar las viviendas, pero como puedes ver tenemos años esperando por esa promesa”, dijo.

Loading...