Ilustración de Joine Ramos / Tanetanae.com.

Los vecinos de “La Cachapera”,  un sector que está en la comunidad de Paloma en el municipio Tucupita, viven alarmados porque la mitad de las casas de esa calle han sido robadas en alguna oportunidad.

Carlos Fuentes, es un joven de 28 años de edad que vive en esa zona de Tucupita desde hace más de 8 años, junto a su familia. Él ha visto a varios de sus vecinos atravesar por días difíciles, porque han sido víctimas de robos.

“Gracias a Dios no me han robado a mí, pero  a la mitad de mis vecinos sí. Yo creo que son algunas personas de esa misma comunidad”, relató Carlos, quien aseguró que el caso más reciente ocurrió a finales de marzo del 2019.

Una familia proveniente del municipio Antonio Díaz compró una casa en ese sector, e inmediatamente la inseguridad les puso el ojo encima.

“Mira, ellos apenas tenían tres meses ahí, cuando le robaron todo. Eso fue una madrugada”, aseguró el deltano quien teme ser robado en un futuro.

Eran las 2:30 de la madrugada cuando un grupo de personas entraron a la casa de la familia que recién se había mudado a “La Cachapera”.  Allí solo estaba la señora de la casa con sus dos hijas pequeñas.

Otro vecino que estaba pasando por el lugar en horas de la madrugada escuchó varios gritos que decían “¿donde están los dólares?”, el se alarmó, pero luego decidió marcharse porque escuchó varias carcajadas. Pensó que era una broma de los dueños de esa casa.

“Ahí amarraron a la señora y a sus dos hijas que no pasan de 10 años de edad,  se robaron de todo: una bombona, comida, ropas y otras cosas”, dijo Carlos Fuentes.

Todos los habitantes de esa calle se enteraron de lo sucedido al otro día, pero la preocupación está en cada vivienda de ese sector.

“Yo puedo decir que, de 30 casas, han sido robadas 15, y seguro que son gente de ahí mismo”, manifestó Carlos, quien ruega a Dios no ser el próximo en ser atacado.

Loading...
Compartir