Una pareja de indígenas reman en una canoa en Guayo. Imagen ilustrativa | Tanetanae.com 2017.

Varios waraos del Bajo Delta buscan regresar  a sus comunidades del municipio Antonio Díaz por temor a contagiarse del coronavirus. Han explicado que estar en la ciudad supone mayor probabilidad de enfermarse, en cambio en los más de 300 caños, no.

El temor creció entre los aborígenes que permanecen en Tucupita, luego de que Lizeta Hernández, gobernadora del estado Delta Amacuro, confirmara dos casos positivos de Covid-19 en pruebas rápidas, no obstante, hasta ahora se desconoce el descarte o reconfirmación de sus afirmaciones.

Algunos nativos del Bajo Delta que habían migrado para Tucupita por las múltiples carencias, ahora prefieren regresar por temor al coronavirus.

“Así sea a canalete (remos) nos vamos para mi comunidad de Araguao”, dijo una madre de familia que se encuentra en Tucupita.

“Prefiero irme para mi comunidad y ponerme a sembrar, porque nos puede agarrar ese bicho”, dijo uno de los waraos que busca huir al Bajo Delta, para tener un confinamiento con menos restricciones.

Tanetanae.com conoció que un grupo de indígenas se organiza para solicitar un traslado masivo a sus comunidades. Las diligencias las estarían adelantando con voceros del gobierno regional, no obstante, este medio de comunicación no ha logrado contactar  con quienes aseguran encabezar la propuesta, para conocer más de cerca la iniciativa.

La gobernadora Lizeta Hernández viajó recientemente a los caños del Delta, en el municipio Antonio Díaz, para otorgar medicinas, alimentos y difundir orientaciones en torno a la pandemia por coronavirus. Pero en los caños del Delta tampoco se está seguro, solo que, ahora, los waraos mantienen estrictas normas de distanciamiento frente al arribo de algún extraño a su comunidad.

“En los caños tampoco es seguro, pero al menos más que Tucupita sí. Ya tenemos conocimiento de cómo enfrentar esta enfermedad”, declaró  un  habitante  de Araguaimujo.

Algunos waraos que migraron a Brasil por múltiples carencias, no han corrido con la misma suerte. Tanetanae.com conoció el pasado fin de semana que, en Pacaraima, la ciudad brasileña más próxima a  Venezuela, se habían registrado “varios” casos confirmados de coronavirus en el albergue de nombre “Janokoina”. Sin embargo, las autoridades sanitarias del vecino país mantienen un férreo hermetismo médico, comunitario y mediático, que ha desinformado a los aborígenes y los ha sumido en el pánico.

Hasta ahora se desconoce el número exacto de pacientes contagiados. Este medio de comunicación conoció que un grupo de indígenas fue llevado a un centro de salud en Boa Vista, donde han sido detectados con Covid-19. Los afectados ya estarían aislados. Se redacta desde la presunción, porque ninguna autoridad ha querido orientar en sentido alguno a los waraos, constató la vocería de Tanetanae.com.

Loading...
Compartir