Referencial | Archivo web.

Una familia warao fue víctima de un nuevo ataque del hampa que opera en el Orinoco y sus afluentes.

Este domingo, un grupo de originarios habrían sido abordados en un caño o laguna frente al puerto de Volcán, cuando pretendían acortar distancia tomando una ruta alterna, pero se vieron impedidos tras ser atacados.

Se pudo conocer que fueron amenazados a punta de pistola y cargaron con todas las pertenencias de los waraos que iban con rumbo a Koboina, caserío indígena ubicada en lo más profundo de la selva deltaica.

Este nuevo ataque forma parte de una seguidilla de robos en un nuevo periodo de recrudecimiento de la inseguridad en los ríos deltanos.

Loading...
Compartir