Arte warao en el mercado municipal de Tucupita /Tanetanae.com.

Las familias de la etnia warao han comenzado a renovar sus artes para  revertir la baja demanda en la que este tipo de iniciativas había sucumbido.  Se han visto en la obligación de hacerlo así por la misma coyuntura del país petrolero, cualquier industria también haría importantes cambios.

Con la cabuya que obtienen de la fibra de las palmas de moriche y los tallos de la “flor de bora”, los waraos han dado un paso más allá para elaborar sombreros, bolsos, carpetas, estuches para computadoras y celulares, o protectores de botellas, creaciones que hasta hace 5 años no existían.

Son varias las familias originarias que se han sumado a la comercialización de los productos elaborados con boras. En el centro de Tucupita y en las comunidades que están más al sur de la localidad, abundan las ofertas de acabados nativos.

Un vecino de la comunidad de Janokosebe, Tucupita, todos los días sale con su familia al mercado municipal de la localidad a expender su arte y así mantenerse económicamente. Por ahora solo elabora sombreros y protectores de botellas.

El deltano explicó que vende el sombrero mediano en 2.000 bolívares soberano, mientras que las botellas en 1.500 bolívares. Hasta la fecha el negocio se ha mantenido.

Hace 30 años  el arte warao recibía mucha demanda por los turistas que recorrían las diferentes comunidades, sin embargo, con el pasar del tiempo la situación cambió, ahora  los caños deltanos ya no reciben visitas, que a su vez dejaban recursos económicos con los que los aborígenes lograban sostenerse.

Loading...
Compartir