Comunidades de Pedernales/foto de archivo web.

Conforme van pasando los años, el fenómeno denominado, cuña salina, está afectando más a los sectores vulnerables del municipio Pedernales  del estado Delta Amacuro: la intrusión salina ha aumentado su volumen en los caños y ríos, haciéndose  cada vez más notoria en gran parte de las comunidades fluviales.

El señor Calixto Díaz, indígena  warao y defensor de los Derechos Humanos de la comunidad, Isla de Venado, relata que actualmente, los habitantes de más de 16 localidades se han visto afectados seriamente por la intromisión de  agua salobre.

Díaz señala que, hasta 4 horas en curiara y a canalete deben recorrer los indígenas en busca de agua dulce; además denunció que por la eventualidad, ha podido presenciar la muerte de tres infantes presuntamente con síntomas de intoxicación.

Quien declaró, instó enfáticamente a los responsables regionales de salud, a buscar soluciones aceleradas ante un fenómeno que se extiende por más de 3 meses.

Es importante acotar que en la década de los años 60, el caño Manamo, principal río de Tucupita, fue cerrado con la excusa de que beneficiaría al Delta desde el punto de vista urbanístico, evitando así la inundación anual; sin embargo,  el impacto ambiental que acompañó la iniciativa, fue el progresivo avance de la salinidad a los ríos.

 

Loading...
Compartir