Corporación Tucupita Satelital, empresa matriz de la cablera Cable Imagen, expresó su preocupación por los efectos que podría ocasionarle al sector empresarial el incremento sustantivo del tributo de operatividad comercial, emanado del Concejo Municipal de Tucupita.

Uno de sus representantes en la capital deltana, el Abog. William García, manifestó a motu propio su opinión sobre la medida que pretenden tomar las autoridades del municipio, en función de la necesidad manifiesta de contar con mayores recursos para satisfacer sus ingentes necesidades presupuestarias.

Para numerosos empresarios la medida cuenta con dos objeciones de origen, sin explicación lógica o razonable, no se ha presentado el fundamento o criterio que propició o produjo el monto de la imposición tributaria: 5%, ni se tomó en cuenta la difícil situación por la que atraviesa el comercio deltano, cada vez mas reducido en sentido literal y financiero.     

La discusión se sostiene y continúan sumándose opiniones de lado y lado, justificando las posiciones encontradas que han dado pie a una disputa, cuya solución final podría estar a la vuelta de la esquina, en una decisión motivada del concejo municipal y la alcaldesa de Tucupita revocando la medida, o en una batalla legal de largo aliento acudiendo a instancias superiores con sus respectivos –y prolongados- lapsos legales.

1.- ¿Qué opinión tiene la empresa sobre el nuevo monto del impuesto de operatividad comercial fijado por las autoridades municipales de Tucupita?

W.G.: Sobre el monto del pago de impuesto debo ser honesto en expresar, Cable Imagen nunca ha sido tomada en cuenta para reuniones de ningún tipo, no fuimos notificados, invitados o informados de dichas reuniones, ni con los representantes públicos ni con el sector privado.

En mi opinión muy personal, yo digo, que debió de hacerse un estudio socio económico tomando en cuenta la comunidad y el sistema económico del municipio, para poder así tener la base económica, como para haber aumentado de manera tan exorbitante un impuesto.

2.- ¿Hasta qué punto les afecta este tributo?

W.G.: Cable Imagen ha sido una de las empresas que ha tratado de mantener sus puertas abiertas a pesar de los altos costos, en el área de la operatividad de la empresa ha estado muy difícil ejecutar las tareas, pero aquí estamos, luchando contra viento y marea hasta donde podamos. Con este tributo nuestra situación se agrava aún más.

3.- Según las autoridades municipales es factible y necesario cancelarlo, ¿cuál es su punto de vista?

W.G.: Como representante en este momento de la Corporación Tucupita Satelital, creo que las ganancias que podamos obtener los pocos comercios que nos sostenemos trabajando, apostando por el crecimiento del municipio, no cubren los altos costos de mantenimiento ni de operatividad de las empresas como para poder cancelar un impuesto tan alto.

 

Loading...