Una parte de la calle Petión de Tucupita / Tanetanae.com.

Ante la necesidad de comprar alimentos y medicinas, los deltanos siguen optando por caminar largas distancias o pedir aventones para llegar al centro de Tucupita. Es la realidad ante la falta de transporte público.

Por la carencia de esta prestancia, Antonio Rodríguez decidió caminar la mañana del lunes 07 de septiembre hasta el centro de la localidad, para comprar medicamentos y uno que otros víveres para el hogar.

Rodríguez salió de su casa, en la urbanización La Floresta de San Rafael, a las 6 de la mañana, no obstante, cuando caminaba por el geriátrico, uno de sus conocidos se detuvo y le dio un aventón

“Caminé hasta geriátrico y luego pasó un conocido y me dio la cola hasta el centro”, afirmó.

Una vez que  terminase de realizar sus compras, se dirigiría a una parada de autobuses, para esperar una unidad o algún conocido que le diera la cola, porque de lo contrario, se tendría que ir caminando.

“La misma situación, pararse en un parada y ver si pasa un conocido o una unidad y si no, a patica”, manifestó.

Aun cuando Antonio Rodríguez cuenta con un pequeño negocio familiar en su comunidad La Floresta, asegura que lo que percibe no le da para subsistir.

“Ahorita tenemos que hacer otras cosas para poder generar algo extra”, dijo el deltano, la mañana del lunes 07.09.2020.

Lizeta Hernández, gobernadora de Delta Amacuro, autorizó atender al público en general desde este martes, tras varios meses de priorizar la gasolina. Antonio Rodríguez espera verse beneficiado de alguna manera, aunque no tiene un auto.

Loading...
Compartir