Búfalos pertenecientes al ganadero, Hernán Gamero, han ocasionado  la pérdida de 1 millón 440 mil bolívares aproximadamente en productos, tras destruir más de 400 matas de plátanos propiedad del productor Elio Márquez, que junto a Hilda Márquez, han trabajado fuerte para levantar una producción destinada a aportar al mercado local.

Este grave hecho ha venido ocurriendo desde hace cuatro años en el caño Macareo, sector “Vuelta el pollo”, donde el ganadero Hernán Gamero ha alojado una cantidad considerable de búfalos que, por su constante desplazamiento, ha generado pérdidas cuantiosas de producción agrícola que suman montos incalculables.

La última incursión del ganado bufalino habría sido en diciembre del año 2015, arrasando con 400 matas de plátanos que ya tenían racimos.

El plátano vendido por unidad en el mercado local alcanza los 60 o 100 bolívares dependiendo donde se expende.

Los números indican que cada racimo tiene en promedio 60 plátanos, al costo unitario mínimo de 60 bolívares, tiene un valor de 3.600 bolívares, que multiplicado por la cantidad de matas destruidas, el importe asciende a 1 millón 400 cuarenta mil bolívares, valor  que deja de percibir la familia productora del campo y nadie responde por eso.

El colmo de todas las pérdidas lo constituye la evaluación realizada en una primera oportunidad con otro sembradío similar de la misma familia, donde la Defensoría del Pueblo habría emitido una orden de cancelación por el concepto de daños y perjuicios de apenas 200 mil bolívares, hecho que ha ignorado el ganadero que vive en los Estados Unidos de Norteamérica.

 

 

Loading...
Compartir