Materno de Tucupita / Foto: Tanetanae.com.

Varias mujeres embarazadas han denunciado haber sido despachadas del materno de Tucupita tan pronto les dirían: “ya no ponemos en control”.

Cuando una fémina asegura estar “en control”, implica estar bajo vigilancia médica periódica, en la que se se practican exámenes ginecoobstétricos, hematologías, ecos,  toma de tensión y otros análisis.

Según una mujer embarazada, esta acudió hace siete días para el materno, y fue rápidamente devuelta a casa, luego de que el personal médico le dijera no estar “poniendo en control”.

No hay una explicación alguna acerca de la cancelación de  este tipo de servicio.

Esta traba estaría afectando a  las mujeres embarazadas, quienes ya estarían presentando anomalías en  los partos.

Una  señora de la localidad de Bonoina, en Delta Amacuro, perdió a su bebé tras sangrar. Ella aseguró no haberse puesto en control. Cuando lo intentó, le habrían negado la atención, y nunca pudo pagar una clínica privada.

Loading...
Compartir