Comunidad Yakerawitu | Foto: El Pitazo.

Un sector de Tucupita de nombre,  Yakerawitu, ha tocado fondo con el hurto de bombillos en los porches. La completa oscuridad, como consecuencia de los ataques del hampa, ha influido en el incremento de los abordajes delictivos.

Entre el pasado fin de semana y el jueves 10 de enero, se han registrado cuatro ataques a civiles dentro de la misma comunidad, mientras que las residencias son atacas en horas de la noche.

Cada bombillo que colocan, es hurtado inmediatamente, por lo que vuelven la oscuridad. Ante este problema, solicitan a la empresa eléctrica nacional, Corpoelec, colocar las luminarias en los postes de la locación, porque es así como podrían conservarse durante más tiempo, dada la altura y la dificultad para ser robadas.

Este problema de falta de iluminación, no es exclusivo del sector Yakerawitu, en la carretera nacional de Tucupita.

La capital del estado Delta Amacuro se ha visto envuelta en un declive general del servicio eléctrico, que alcanza la infraestructura que no ha recibido una adecuada atención para que sigan prestando un acertado servicio de calidad.

Loading...
Compartir