Zoilo va como «gallo tapao» de la oposición deltana para concejal

Con un registro de más de 300 votos en su última participación hace una década, el bigotón de la política deltana vuelve al ruedo electoral.

Combativo y valiente a más no poder, al ex masista se le deben mucha más remociones de cargos públicos de las que cabria pensar, y es que cuando Sarabia le hinca al diente a una causa, no hay mordida de pitbull que le gane. Tiene una mandíbula de compactadora, tritura cuanto le queda dentro.

En cabeza de lista le tocará remolcar un monto de gente en el circuito 2, algo que no le preocupa. Se conoce el ABC de las campañas al dedillo y sabe lo que se juega.

“Zoilo es popular, honesto y goza del reconocimiento público, es la figura que necesitamos en la cámara para comenzar a adecentar el Delta”, nos dijo uno de sus proponentes.

De momento, funge como coordinador del comité que pretende hacer justicia en un nuevo proceso eleccionario de la directiva de la asociación de fútbol del estado Delta Amacuro, y continúa dandole duro al teclado y a las redes desde su computadora en la esquina de calle Bolívar.

El ecologista y defensor de los animales pretende poner orden en el reino salvaje de la institucionalidad tucupitense, donde impera la selección natural del chivo que más mea y el primate que más se guinda, cambiándolas por la laboriosidad de las hormigas y la honestidad de la cadena alimentaria donde se come cuando se lo necesita y no existen ni la corrupción ni la trampa, comenzando por espantar algunos caprinos de los cuerpos de seguridad.

Eso dice.

 

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta